¡Tiempo, tiempo!

En algún momento hemos comprado la idea de que si nos organizamos bien, podremos llegar a todo lo que metamos en la programación. Pero no es cierto: el tiempo que tenemos es ilimitado (al menos hasta que morimos) y decidimos qué hacer con él. Sí, pone ilimitado. Quienes sí tenemos límites somos nosotros. Cada actividad […]

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba